miércoles, 1 de noviembre de 2017

La desconocida historia del padre de Julio Iglesias en la Guerra Civil

Julio Iglesias Puga en 1943, año en el
que contrajo matrimonio con María del
Rosario de la Cueva
Fue uno de los personajes televisivos más carismáticos del recién estrenado siglo XXI. El doctor Julio Iglesias Puga, conocido en los programas del corazón como 'Papuchi', pasó a la historia, además de por ser el padre del archifamoso cantante madrileño (Julio Iglesias), por haber logrado la paternidad a los noventa años.  Estas historias de glamour y prensa rosa contrastan radicalmente con los avatares que tuvo que hacer frente este conocido ginecólogo antes y durante la Guerra Civil. Lo que casi nadie sabe es que el padre de Julio Iglesias sufrió lo indecible en varias cárceles republicanas y en un campo de concentración del Frente Popular.

Nacido en Ourense el 26 de julio de 1915, Julio Iglesias Puga empezó a simpatizar con la Falange en 1933 después de presenciar in situ un discurso de José Antonio Primo de Rivera. Un año más tarde fue encarcelado tras protagonizar unos incidentes callejeros junto a otros jóvenes falangistas. Por aquel entonces ya había empezado a estudiar la carrera de Medicina que años más tarde le convertiría en un afamado ginecólogo, pionero en realizar la técnica del parto sin dolor.

La Guerra Civil sorprendió al padre de Julio Iglesias en Madrid y al igual que miles de jóvenes fue movilizado y enviado al frente de batalla para combatir (muy a su pesar) en un bando en el que no se sentía identificado. Curiosamente antes de estallar la contienda se encontraba haciendo el servicio militar en el regimiento Wad Ras número 1, agregado a la caja de reclutas número 2. En ese mismo regimiento también se encontraba su hermano José Iglesias Puga que se había incorporado en febrero de 1936.

Cinco meses antes de que empezara el conflicto, en marzo de 1936, los hermanos Iglesias fueron detenidos por agentes de la Comisaría de Investigación y Vigilancia acusados de formar parte de Falange. Hay que recordar que tras el atentado contra el socialista Jiménez Asúa protagonizado por un falangista, un juez ilegalizó a la Falange y la gran mayoría de sus líderes fueron arrestados entre ellos Primo de Rivera.

Detenido antes de la Guerra Civil

Julio y José fueron detenidos en las mismas instalaciones del regimiento Wad Ras en el Cuartel María Cristina y trasladados a la Dirección General de Seguridad donde fueron interrogados por agentes de Policía que pretendían obtener el mayor número de datos posibles del funcionamiento de la Falange. Allí estuvieron solo una tarde porque muy rápido fueron puestos en libertad si cargos.
Antiguo cuartel María Cristina, donde estaba haciendo la
mili Julio Iglesias Puga y su hermano

Tras regresar al cuartel, los dos hermanos fueron enviados directamente al calabozo de su regimiento donde permanecieron ocho días. No fueron los únicos reclutas que fueron arrestados por pertenecer a Falange. Una docena de compañeros también acompañaron a los hermanos Iglesias Puga en su breve cautiverio. Tras ser puestos en libertad siguieron haciendo el servicio militar hasta que estalló la Guerra Civil el 18 de julio de 1936. 

Al empezar la sublevación militar nuestros protagonistas vivían a caballo entre las instalaciones del regimiento y su vivienda de la calle Colegiata número 11, segundo piso. No tenemos demasiado claro qué sucedió con Julio Iglesias Puga durante los primeros días de la contienda que fue cuando su regimiento se levantó en armas contra la República. De hecho los oficiales del Wad Ras protagonizaron el último foco de levantamiento de Madrid en ser sofocado  por el Frente Popular. Desconocemos, por lo tanto, si 'Papuchi' participó activamente o no en el alzamiento que tuvo lugar en el acuartelamiento Reina Cristina.

Perdemos la pista a Julio Iglesias Puga hasta octubre de 1936. Un compañero de regimiento, llamado Antonio Virgos interpuso contra él y contra su hermano José una denuncia  acusándoles de ser derechistas y de simpatizar con los sublevados. En otras palabras, les estaba acusando de un delito de desafección al régimen republicano. ¿Quién era realmente Antonio Virgos? Un joven de 20 años que al igual que los hermanos Iglesias Puga estaba haciendo el servicio militar en el regimiento Wad Ras y que se encontraba afiliado al Partido Comunista (número de afiliación 125767). Virgos interpuso la citada denuncia un 24 de octubre en la comisaría de Policía del Distrito del Congreso.

La denuncia de un comunista

A partir de ese día, los agentes encargados de investigaciones de esta comisaría empezaron a trabajar para recabar el mayor número de pruebas que inculparan a Julio Iglesias Puga y a su hermano. No tuvieron demasiados problemas en confirmar que los dos hermanos tenían una ficha en la Dirección General de Seguridad por estar afiliados a la Falange y por haber sido detenidos tanto en 1934 como en marzo de 1936. También descubrieron que un hermano suyo (Ulpiano Iglesias Puga) formaba parte del Ejército Nacional siendo Brigada Farmaceútico del Depósito de Medicamentos de Segovia. Otro hermano, Manuel, también estaba con Franco en Burgos ostentando el grado de alférez de provisional en el Batallón de Cazadores de Ceriñola número 6.
Copia de la denuncia contra Julio Iglesias Puga y su hermano

El 12 de noviembre de 1936, los dos hermanos Iglesias Puga fueron detenidos por la Policía y trasladados inicialmente a la comisaría de Congreso para prestar declaración. Según relataron en las diligencias los policías que les detuvieron (Palazón y Cantano) el arresto se produjo "sin novedad". La acusación formal contra ellos era: "Frecuentar lugares donde iban elementos de derechas, estar afiliados a Falange y ser elementos de acción de esta organización". No sabemos a ciencia cierta cuanto tiempo estuvieron en esta comisaría, sin embargo sí que tenemos conocimiento de que el día 21 de este mes ya se encontraban en la Prisión de Ventas a la espera de que se celebrara su juicio.
El 26 de noviembre la Dirección General de Seguridad emitió un informe detallado sobre el padre de Julio Iglesias destacando de él que estaba afiliado a la Falange desde antes de la sublevación militar. En relación con su hermano José, el informe mencionaba que trabajaba como técnico industrial que formaba parte de Falange desde diciembre de 1933.

El juicio contra ellos no empezó hasta el 29 de diciembre de 1937 y el fiscal les acusaba de "rebelión militar" pidiendo para ambos una pena de doce años de reclusión en un campo de trabajo. Pese a la dureza de la petición, el fiscal fue un poco más benévolo y finalmente gracias al trabajo del abogado de oficio Gerardo Lacalle. Finalmente el tribunal popular número 3 condenó a los dos hermanos Iglesias Puga a tres años de internamiento en un campo de trabajo y una multa a cada uno que oscilaba las 10.000 pesetas.

La detención de su padre y el traslado a Valencia

Justo al mismo tiempo que se daba a conocer la sentencia, la familia Iglesias Puga sufrió un nuevo varapalo en enero de 1937. El padre de Julio y José (es decir el abuelo de Julio Iglesias) fue detenido y acusado de desafecto al régimen republicano. Se llamaba Ulpiano Iglesias Sarria, tenía 61 años, y aunque era Comandante de Infantería Retirado por la Ley Azaña, también era propietario de una farmacia (era licenciado) en el número 44 de la calle General Ricardos. Las autoridades del Frente Popular detuvo a Ulpiano acusado de haber pertenecido a Acción Popular e incluso de militar en la UME antes de la Guerra Civil. Ulpiano estuvo en la cárcel de Alcalá de Henares y en Ventas hasta abril de 1937, fecha en la que se celebró su juicio que terminaría absolviéndole por falta de pruebas. Más adelante, en agosto de este año, volvió a ser detenido aunque en septiembre ya estaba en libertad.
José Iglesias Puga, hermano
de nuestro protagonista

Pero volvamos de nuevo a la figura de Julio Iglesias Puga que como antes decíamos había sido condenado a tres años de internamiento. Inicialmente fue trasladado a la prisión de Sueca en Valencia donde sabemos que ya estaba en octubre de 1937. Tenemos una notificación, con fecha 23 de julio de 1938, en la que se le notificaba su traslado y posterior llegada al Campo de Trabajo de Tarancón. Su traslado coincidió prácticamente en fechas con la durísima Batalla del Ebro.

Julio Iglesias Puga y su hermano José trabajaron durante semanas junto a cientos de presos en la preservación de la línea de ferrocarril que la República había construido en 1937 entre la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz y el municipio conquense de Tarancón. Durante su estancia en este Campo de Trabajo, el padre de Julio Iglesias trabajó sin descanso quince horas al día, en ocasiones por el puro placer de sus captores ya que cuando llegó la última remesa de prisioneros desde Valencia (la suya), la línea férrea ya estaba construida. Los presos se alojaron en las localidades de Nuevo Baztán y Ambite donde Julio Iglesias también fue obligado a adecentar un campo de aviación que tenía la República.

En justo en esta época cuando le perdemos la pista para siempre al padre de Julio Iglesias. En el sumario judicial al que fue sometido el último dato que consta de él es su ingreso en el Campo de Trabajo de Tarancón y el intento de incautación de sus bienes por parte de las autoridades republicanas (algo que no consiguieron, al menos desde el punto de vista económico).

Lo que sucedió con Julio Iglesias Puga hasta el final de la Guerra Civil es, por lo menos para mí, un auténtico misterio desde el punto de vista documental. Hay algunas versiones que apuntan a que en 1938 fue liberado por unidades falangistas en la localidad de La Mora (Toledo), instalándose posteriormente en la retaguardia franquista. Desde www.guerraenmadrid.com hacemos un llamamiento a nuestros lectores para que nos permitan conocer qué es lo que sucedió exactamente con el padre de Julio Iglesias en el tramo final de la contienda.

Sí que tenemos conocimiento de que al término de la guerra fue condecorado con las medallas de la 'Vieja Guardia' y con la 'Encomienda Civil'. En 1939 prosiguió con sus estudios de medicina y en 1942 ya estaba opositando (según consta en el BOE) para ser "médico internista". En el año 1943 se casó con su primera mujer, María del Rosario de la Cueva y Perignat a la que había conocido en una fiesta de carnaval de Carabanchel Bajo. Justo ese año nacería su primer hijo, el mítico cantante Julio Iglesias.
Julio Iglesias Puga en 2001 y en el año 1955

La historia de 'Papuchi' a partir de aquí ya la conoce todo el mundo. Formó parte en 1955 de la Diputación Provincial de Madrid y se convirtió en uno de los ginecólogos más famosos de la España franquista tras convertirse en el gran impulsor de las técnicas del parto sin dolor, además de crear la Clínica de la Maternidad de Madrid donde fue jefe de varios departamentos. Como todo el mundo ya sabrá, en los ochenta fue secuestrado por la banda terrorista ETA y el propio Julio Iglesias Puga calificó su cautiverio en un zulo aragonés como "mucho peor" que su encarcelamiento durante la Guerra Civil.



Fuentes consultadas:

- Sumario del Tribunal de Urgencia Número 3 de Madrid. FC-CAUSA_GENERAL,15,Exp.194
- Sumario del Tribunal de Urgencia Número 3 de Madrid. FC-CAUSA_GENERAL,328,Exp.41
- Sumario Jurado de Urgencia Número 6 de Madrid. FC-CAUSA_GENERAL,346,Exp.24
- Biblioteca Virtual de la Defensa
- Hemeroteca de la Comunidad de Madrid
- Biblioteca Prensa Histórica.

3 comentarios:

  1. Un tipo "raro, raro, raro"

    ResponderEliminar
  2. Conocí personalmente a otro tío de Julio Iglesias, que lucho en la guerra civil y la división Azul, Manuel Iglesias-Sarria y Puga.

    Me lo encontré ojeando libros en el corte Inglés de Castellana, yo vi uno que se llamaba "Mi suerte dijo si", mientras lo estaba ojeando se me acerco un señor mayor diciéndome que era el autor. Eran los años 90, yo era joven. Entabló conversación conmigo, y lo que más recuerdo es que me dijo que ellos fueron a Rusia a luchar contra el comunismo no contra los Rusos y que el tiempo les había dado la razón (era la época de la caída de la Unión Sovietica). También me comentó lo duro que fue el frente Ruso.

    Por lo demás me pareció un señor muy agradable y divertido. Yo era demasiado joven, me arrepiento de no haber establecido una amistad con el para que me contará cosas de esa época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe la menor duda de que la familia Iglesias Puga tuvo una apasionante historia (casi todos sus miembros) durante la Guerra Civil. Totalmente de acuerdo contigo, uno se arrepiente de las oportunidades que deja escapar cuando se es joven. Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario

      Eliminar